Mar 08

24 cosas que debe hacer una ferretería por y para los clientes cada día

En el arte del comercio, uno compra y otro vende; uno tiene el poder que le da la compra y el otro, sin ofender a nadie, la obligación de servir todo aquello que le pidan. Es una realidad, pero aun así, no todo el mundo sabe cuál es su obligación y por qué tiene como negocio una ferretería.

En muchísimas ocasiones confundimos nuestros roles de lo que hacer y cómo hacerlo y esto nos lleva a problemas y complicaciones, ya que debemos saber cuáles son nuestras obligaciones básicas que tenemos en una ferretería y cómo debemos actuar.

No se trata de abrir la puerta por la mañana y cerrarla por la noche, sino que debemos aportar algo más para que nuestra ferretería sea única y la elegida por el cliente para hacer sus compras. Y esto no es fácil. Tenemos que pensar en tener productos, en cómo atender, al cliente, hay que contar con un establecimiento adecuado y en condiciones en el que nuestros clientes se sientan cómodos y, lo más importante, que les inspire confianza.

Una vez contamos con todo esto, se ha de cumplir la lista de todo lo que tenemos que hacer diariamente para atender a nuestros clientes, que se resumen en estos puntos:

1) Contar con producto para vender y que estén todos los lineales con los ganchos y espacios siempre llenos de artículos.

2) Nuestra ferretería debe estar limpia y en perfecto estado, sin embalajes por el medio y nada que pueda obstruir o molestar al cliente en su estancia en nuestra ferretería.

3) Todos los productos deben disponer obligatoriamente de etiqueta con el precio. Es mejor no tener producto que el que este no tenga el precio, ya que sin precio el cliente debe de preguntarnos y se genera un doble trabajo.

4) Las ofertas y promociones deberán estar dispuestas en su posición, desde el mismo momento de la apertura de la tienda, ya que el cliente que viene a comprar a las 8.00 h de la mañana le puede interesar una oferta, de la misma manera que al que viene a las 19.00 h de la tarde. Todo dispuesto para que nos compren lo que quieran.

5) Los equipos informáticos deberán estar en perfecto estado de funcionamiento, por lo que hay que conectar y comprobar que todo se encuentra en orden e imprimir algún tique o albarán para su verificación, con la precisión de tener papel de tique de repuesto en la caja o cualquier otro elemento que nos es necesario para nuestra actividad diaria.

6) Hay que contar con el cambio suficiente para la jornada, sea partida o continua, para que el servicio de caja no se interrumpa en ningún momento. La caja es la última relación que mantiene el cliente en nuestra ferretería y debe ser perfecta, sin esperas y con agilidad. Por este motivo hay que tenerlo todo bien dispuesto y previsto.

7) Comprobar la megafonía con alguna prueba de voz y, una vez verificada, dejar la sintonía o música ambiente que se vaya a escuchar durante todo el día.

8) Si se cuenta con pantallas de publicidad, hay que ponerlas en funcionamiento y verificarlas. Y si se dispone de un tipo concreto de imágenes que cambian según los días de la semana, se deberá de proyectar la prevista para ese día u oferta.

9) Comprobar si el sistema de alarma funciona correctamente, para lo que se ha de activar con algún producto las bandas antihurtos que se disponen para el control.

10) Poner en marcha las cámaras de TV y verificar en el monitor cada una de las zonas y su funcionamiento.

11) Repasar que todo el material de publicidad y promoción se encuentre ubicado en su lugar: folletos, catálogos, muestrarios, etc.

12) Si se tiene que desarrollar alguna acción comercial durante ese día, se debe de comprobar que todo está en el lugar idóneo, con la cartelería o material y promoción necesario.

13) Si hay compromisos de entrega de pedidos ese día, se verificarán y se colocarán en un lugar visible y accesible, con el albarán o tique, para agilizar su entrega al cliente.

14) Si está prevista alguna visita programada de proveedores, deberemos de fijarla en horas de menos tránsito de clientes y preparar los temas a tratar para consumir el mínimo tiempo necesario, ya que lo más importante es la venta y todavía más cuando tenemos nuestra ferretería abierta al público.

15) La iluminación deberá ser revisada. Hay que comprobar que todos los equipos funcionan correctamente, ya que ver luces fundidas y en mal estado justamente en una ferretería no genera mucha confianza.

16) Si contamos con escapare, verificar si se mantiene lo existente o se debe de realizar algún cambio. En este caso, es mejor hacerlo antes de abrir la tienda y en horas punta para que se vea desde la calle lo que se está haciendo.

17) Comprobar que las medidas de seguridad del establecimiento se encuentran en perfecto estado y activas: que las puertas de salida de emergencia no estén bloqueadas ni obstruidas, pasillos de evacuación libres, etc.

18) Comprobar que nuestra recepción cuenta con todo lo necesario para efectuar bien su trabajo, así como con el espacio y los medios para recepcionar toda la mercancía que esté prevista para ese día. Si no es así, se genera un problema que perjudica a la tienda, por ejemplo, con productos sin precio, artículos que ocupan espacio de venta o palés y cajas que dificultan la movilidad de los clientes hasta que se recolocan.

19) Se ha de tener prevista la ruta o servicios que podemos ofrecer en el día a nuestros clientes para no perder tiempo en preguntar una vez abierto el punto de venta.

20) Si ofrecemos servicios como copia de llaves, corte de madera o cualquier otro, hay que verificar cada uno de ellos.

21) Si contamos con un amplio horario comercial y tenemos turnos de trabajo, hay que comprobar que durante toda la jornada se dispondrán de todos los recursos para atender perfectamente la actividad comercial y los servicios que se prestan.

22) Si está prevista alguna acción promocional en nuestra ferretería, con algún proveedor, se debe de tener todo preparado antes de abrir, para que cuando tenga que desarrollarse la demostración no se entorpezca el normal funcionamiento de nuestro establecimiento.

23) El personal debe estar en su lugar de trabajo y repasar todo lo que va a necesitar. Se le debe comunicar las premisas u ordenes que la dirección ha fijado para ese día, por ejemplo, los objetivos de la cifra de venta para la jornada, el interés en promocionar o vender un determinado producto, etc. En definitiva, cualquier información u orden que se debe de llevar a cabo, para no interrumpir en ningún momento la atención al cliente.

24) Vender, vender y vender, durante todas las horas de apertura y no hacer nada más que esto.

Estos son algunos de los puntos más habituales de nuestro día a día y existen muchos más. Cada ferretería es un mundo y tiene unas necesidades y peculiaridades especiales que deben ser atendidas y cuidadas, por lo que resulta recomendable contar con un listado para ir verificando a diario.

Sugerencias y comentarios sobre lo que debe hacer cada día una ferretería

  • Debemos chequear y tener todo en perfecto estado para que, cuando abrimos al público, podamos vender y atender correctamente a nuestros clientes.
  • En nuestra ferretería hay que tener en cuenta una serie de puntos, unos vitales y otros no tanto, pero que han de ser controlados todos a diarios, porque nos posibilita minorizar el riesgo del error.
  • La finalidad de nuestra actividad es la venta y para ello debemos de contar con todo lo necesario y en perfectas condiciones.
  • No podemos emplear el tiempo de apertura de nuestra ferretería en hacer trabajos o acciones que nos restan tiempo a la atención y a la venta de nuestros clientes.