Oct 19

5 consejos para optimizar la entrada a nuestra ferretería

Todos los espacios y zonas de nuestra ferretería son importantes; pero hay algunos que, por su gran visibilidad o tránsito de clientes, adquieren un valor y una relevancia algo especial. Y el hall de entrada es uno de ellos.

Por este espacio tienen que pasar el cien por cien de los clientes para acceder a nuestra sala de venta. Será la primera visión que tienen de nuestro negocio y ese primer impacto que reciben es de los más importantes, ya que, como se suele decir, la primera impresión es la que vale.

Este impacto puede ser de dos tipos, positivo o negativo. Si esta zona no es buena, puede hacer que ni entremos a la tienda. Pero si es llamativa y reclama nuestra atención, nos invita a entrar para ver el resto.

Con estos consejos se recogen los puntos de más interés y que más influyen en esta primera visión global del hall de entrada.

La iluminación

La luz existente en el hall de entrada es uno de los elementos de más valor e importancia que podemos usar como reclamo. Un hall con dos tubos fluorescentes en mal estado, donde no se puede ver con claridad el interior, transmite una sensación de pobreza y dejadez. Todo lo contrario a lo que necesita un cliente para incitarle a entrar y comprar.

La comunicación

¿Qué transmite nuestra ferretería en el hall de entrada? Una imagen de marca y de color corporativo, así como unas imágenes que nos dicen lo que ofrece nos invita a entrar a ver novedades. Y todo lo contrario ocurre si no hay nada que hable visualmente de nosotros, si no comunicamos nada de nuestro color ni nuestra imagen, si no ofrecemos nuestros productos y promociones, etc.

Saturación del espacio

Se suele decir que dejen salir antes de entrar. Resulta muy común en muchas ferreterías que justo en la misma entrada se junta la cola para pagar en la caja con la gente que quiere entrar a nuestra ferretería. Y solo el impacto de ver tanta gente taponando la entrada ya nos retrae de entrar, puesto que asimilamos tanta gente en la caja con saturación interior de la tienda. O nos preguntamos sobre el tiempo que tardaremos en pagar en caja. Si una imagen vale más que mil palabras, debemos de agilizar la entrada con una sensación de facilidad y comodidad para no distraer el interés del cliente.

Nuestro personal

Igual de importante que la iluminación, la comunicación y el espacio son las personas. Por este motivo, debemos de tener algún vendedor cerca o próximo a este hall de entrada para transmitir el calor humano que se consigue con un saludo, con un gesto de ayuda para abrir la puerta o bien para contestar a la pregunta del cliente si tenemos o no lo que él necesita.

Lo que aporta un vendedor en esta zona no tiene precio, ya que la labor de relaciones públicas que desarrolla y el interactuar con los clientes nos posibilita captar la atención y casi le obliga a entrar y que vea todo lo que ofrecemos. Por otro lado, la utilidad de este empleado es doble, tanto al entrar como al salir, ya que sirve para saludarles y también preguntar a los clientes, si salen sin compra, cuál ha sido el motivo de no comprar.

Dónde empieza nuestra ferretería

Es muy común la teoría de que con, un mayor número productos, aunque estén mal puestos, el cliente puede comprar más. Pero si, además de esta teoría, se aplica también acercarlos más a la puerta de la calle, la cosa se complica. Saturar y cargar de productos y más productos sin ningún tipo de orden ni coherencia hace que se vuelvan en nuestra contra estas ideas de promocionar y de visibilizar los productos. Y es que se genera un concepto de agobio que retrae en muchas ocasiones al cliente. Debemos de no confundir una promoción o una acción temporales con una permanencia de productos y más productos.

Existen muchos más puntos que hemos de tener en cuenta para transmitir una sensación agradable y de interés a los clientes simplemente viendo nuestro hall de entrada y todo lo que rodea la zona de acceso a nuestra ferretería.

Pero, por norma general, no le damos la importancia que llega a tener una herramienta de captación tan importante como esta. Y es una situación que debe de cambiar, si queremos captar la atención positiva de todos nuestros clientes, sean de la edad y del tipo que sean. El orden y las cosas bien hechas gustan a todo el mundo.

Sugerencias y comentarios para mejorar la entrada de la ferretería

  • El hall de entrada a nuestra ferretería no solo es un espacio, sino una herramienta para ayudarnos a vender.
  • Cuidar y mantener el hall de entrada nos ayudará a captar la atención de nuestros clientes.
  • Debemos de pensar la sensación que nos proyecta la entrada, cuando pasamos por delante de otra tienda que cuenta con poca iluminación, sin cartelería, productos por el suelo y en la misma calle, etc
  • Debemos de potenciar y mantener el hall de entrada como una de las zonas más importantes de nuestra ferretería.